Vivo en Galicia e traballo en Portugal

Número de Identificación Fiscal

Número de Identificación Fiscal

Solicitud del número de Identificación Fiscal para no residente en Portugal.

  • ¿Quién lo puede solicitar?
  • ¿Como debe hacerlo?
  • ¿Dónde se solicita?

O Número de Identificación Fiscal (NIF) é o número de identificación fiscal dos contribuíntes, persoas físicas, atribuído pola Dirección Xeral de Contribucións e Impostos. É o documento que identifica o cidadán perante a administración fiscal.

Se é cidadán residente nun país da Unión Europea e pretende obter o número de contribuínte ou número de identificación fiscal (NIF) portugués, poderá pedilo en calquera “Repartição de Finanzas” ou “Loja do Cidadao” presentando o seu DNI e un comprobante da sua residencia en Europa.

Seguridade Social

Lexislación aplicable

Resido en Galicia y mi trabajo, por cuenta ajena, está en Portugal. Me desplazo diariamente desde Galicia a Portugal para trabajar.

  • ¿Qué legislación de Seguridad Social me es eplicable?
  • ¿Dónde debo pagar mis contribuciones a la Seguridad Social?

Normativa aplicable: art. 11 del Reglamento CE nº 883/2004.

Es aplicable la legislación de Seguridad Social portuguesa.

Las cotizaciones serán efectuadas ante la Seguridad Social portuguesa.

El art. 11.3.a del Reglamento CE nº 883/04 establece como regla general que el trabajador por cuenta ajena queda sometido a la legislación del país donde trabaja.

En el caso de un trabajador fronterizo, esto es, aquel trabajador que ejerce una actividad por cuenta ajena o por cuenta propia en el territorio de un Estado miembro diferente de aquel en el que reside, regresando a este último todos los días o por lo menos una vez por semana, resulta de aplicación la legislación del Estado miembro en el que trabaja (art. 1.f y art. 11.3.a del Reglamento CE nº 883/04).

Así, el trabajador que reside en España y trabaja por cuenta ajena en Portugal, estará sujeto a la legislación portuguesa y deberá efectuar contribuciones a la Seguridad Social portuguesa.

La entidad empleadora deberá comunicar la admisión del trabajador por cualquier medio escrito u online, a través de la página web de la Seguridad Social portuguesa, en las 24 horas anteriores al inicio de la producción de efectos del contrato de trabajo.

Las contribuciones (tanto a cargo de la entidad patronal como del trabajador) serán descontadas y entregadas por la entidad empleadora a los servicios de Seguridad Social portugueses competentes.

Asistencia Sanitaria

Resido en Galicia y trabajo, por cuenta ajena, en Portugal.

  • ¿En qué país tendré asistencia sanitaria (médico de familia y especialistas)? -¿Y mi familia?
  • ¿Qué trámites tengo que realizar?

Normativa aplicable: art. 17 y ss. del Reglamento CE nº 883/2004 y art. 24 del Reglamento de aplicación CE nº 987/2009.

El trabajador y sus familiares tendrán derecho a asistencia médica tanto en Portugal como en España.

El trabajador deberá solicitar en el Centro Distrital de la Seguridad Social en el que se encuentre inscrito en Portugal la emisión del documento portátil S1.

El trabajador y sus familiares tendrán derecho a la asistencia médica en España (país de residencia) a través del servicio nacional de salud, y de conformidad con las normas comunitarias en la materia, siendo no obstante la Seguridad Social portuguesa la que soporta los costes asociados a dicha asistencia.

El trabajador deberá solicitar en el centro de Seguridad Social del distrito en que se encuentra inscrito en Portugal, la emisión del documento S1.

En España, el trabajador fronterizo y sus familiares tienen derecho a las prestaciones en especie concedidas por la legislación española, como si fuesen por ella cubiertos, a cargo de la Seguridad Social portuguesa.

Enfermidade Común

Resido en Galicia y mi trabajo, por cuenta ajena, está en Portugal. Me desplazo diariamente desde Galicia a Portugal para trabajar.

  • Si no puedo trabajar debido a una enfermedad común, ¿Cómo se tramita mi baja laboral?

Normativa aplicable: art. 6 e 21 del Reglamento CE nº 883/2004 y art. 27 del Reglamento CE nº 987/2009.

La baja podrá ser tramitada en Portugal o en España, donde surja la necesidad.

Para que la baja sea dada en España, el trabajador deberá solicitar, en el centro de la Seguridad Social en el que se encuentre inscrito en Portugal la emisión del documento S1. Una vez obtenido dicho documento, el trabajador podrá recibir prestaciones médicas en España, en donde deberá acudir al médico que le sea asignado, presentando el formulario S1.

En Portugal, el trabajador deberá solicitar al médico que lo asista un certificado de su incapacidad para el trabajo, en el que se indique la duración probable de la misma, y deberá enviar ese certificado al Centro Distrital de la Seguridad Social portuguesa en el que se encuentre inscrito, indicando su número de identificiación como beneficiario.

Al trabajador que reside en España y que trabaja por cuenta ajena en Portugal se le aplica la legislación de la Seguridad Social portuguesa, teniendo derecho a las prestaciones pecuniarias a atribuir por ésta, de acuerdo con la legislación portuguesa.

La prestación será concedida por la Seguridad Social portuguesa (del lugar donde preste su trabajo). Con todo, mediante acuerdo entre la Seguridad Social portuguesa y los servicios de la Seguridad Social española (lugar de la residencia) -Servicios Centrales de la Tesorería General de la Seguridad Social-, la prestación podrá ser concedida por esta última, aunque a cargo de la Seguridad Social portuguesa y de acuerdo con la legislación portuguesa.

El trabajador podrá recibir asistencia médica en Portugal o en España, donde surja la necesidad.

Para que el trabajador pueda ser atendido por un médico de la Seguridad Social española y que éste pueda expedir la consiguiente baja, el trabajador deberá solicitar en el centro de la Seguridad Social en el que se encuentre inscrito en Portugal la emisión del documento S1. El modelo S1 será enviado al domicilio del interesado, junto con las instrucciones que el mismo deba seguir. Este modelo deberá ser utilizado para obtener Atención Primaria Regular.

En España, el trabajador deberá pedir al médico que le asista un documento acreditativo (certificado) de su incapacidad para el trabajo, con indicación de la duración probable de la misma, y enviarlo al centro de la Seguridad Social portuguesa en el que se encuentre inscrito, con indicación de su número de identificación como beneficiario, en el plazo de 5 días hábiles.

En caso de que haya internamiento en España, el trabajador deberá solicitar en el hospital español en el que sea internado un documento acreditativo del internamiento y remitir dicho documento a los servicios de la Seguridad Social portugueses, en los términos antes referidos.

Para recibir el correspondiente subsidido, además de enviar el documento médico acreditativo de su situación de incapacidad a los servicios de la Seguridad Social portugueses, en el plazo de 5 días hábiles a contar desde la fecha en que dicho documento sea emitido, será necesario que el trabajador satisfaga las condiciones de atribución exigidas a tales efectos.

A la hora de verificar dichas condiciones de atribución, la Seguridad Social portuguesa deberá tomar en consideración, en la medida de lo necesario, los períodos de empleo cumplidos al amparo de la legislación de otro Estado miembro como si fuesen períodos cumplidos al amparo de la legislación portuguesa (art.6º del Reglamento CE nº 883/2004).

La emisión del certificado no dispensa al trabajador de cumplir sus obligaciones con la entidad empleadora en los términos de la legislación aplicable, consistentes en la comunicación y justificación de su ausencia.

El subsidio de enfermedad es una prestación pecuniaria, atribuida para compensar la pérdida de remuneración resultante de la imposibilidad temporal de trabajar, por motivo de enfermedad, y es calculado por medio de la aplicación de un porcentaje sobre la remuneración de referencia del beneficiario. Dicho porcentaje varía en función de la duración y la naturaleza de la enfermedad.

Nota Importante:

De acuerdo con la legislación portuguesa, el subsidio de enfermedad sólo se hace efectivo a partir del 4º día de incapacidad para el trabajo. No obstante, el subsidio es concedido desde el 1º día de incapacidad en caso de internamiento hospitalario, de cirugía o ambulatorio verificadas en establecimientos hospitalarios del servicio nacional de salud, o privadas con autorización de funcionamiento por el “Ministério da Saúde”, en el caso de enfermedad por tuberculosis y en el caso de enfermedad iniciada en el período de concesión del subsidio parental y que supere el término de la licencia parental.

En España, una vez solicitado y obtenido el modelo S1, el trabajador deberá acudir al Centro de Salud -médico de familia que se le asigne o médico de guardia-, con el formulario S1 que certifica que tiene derecho a las prestaciones en especie en España. En el Centro de Salud deberá solicitar los correspondientes partes médicos de baja, confirmación de baja y alta, en donde deberá indicarse su número de la Seguridad Social portuguesa.

Accidente de Traballo

Resido en Galicia y mi trabajo, por cuenta ajena, está en Portugal. Me desplazo diariamente desde Galicia a Portugal para trabajar.

  • Si no puedo trabajar debido a un accidente de trabajo, ¿Cómo se tramita mi baja laboral? Obligaciones de la Mutua Laboral.

Normativa aplicable: art. 36 y ss. del Reglamento CE nº 883/2004 y art. 33 y ss. del Reglamento de aplicación CE nº 987/2009.

Existencia obligatoria de seguro de accidentes de trabajo.

La responsabilidad derivada del accidente de trabajo recae sobre la aseguradora a la cual la entidad empleadora transfirió la responsabilidad.

El trabajador fronterizo tiene derecho a las prestaciones en especie tanto en el país donde trabaja (Portugal) como en el país donde reside (España).

El trabajador siniestrado deberá informar del accidente de trabajo a su entidad empleadora, verbalmente o por escrito, en las 48 horas siguientes a su acaecimiento, a menos que el empleador viniera a tener conocimiento del mismo en idéntico período.

A su vez, el empleador deberá transmitir a la aseguradora la verificación del accidente de trabajo en el plazo de 24 horas a partir de su conocimiento.

El trabajador deberá solicitar en el centro de la Seguridad Social del distrito correspondiente en que se encuentre inscrito en Portugal, la emisión del documento S1.

El Seguro de Accidentes de Trabajo es un seguro obligatorio por ley, que debe contratar la empresa para garantizar a los empleados la compensación de los daños sufridos en caso de accidente de trabajo, ocurrido durante el horario de trabajo o en el trayecto hacia y desde el local de trabajo. El trabajador está protegido, por ejemplo, contra una eventual incapacidad temporal o permanente, provocada por la actividad profesional (Art. 10º de la Ley nº 100/97; Art. 23 y sg. Del Decreto-Ley nº 143/99).
El derecho a la reparación comprende dos tipos de prestación: pecuniaria y en especie.
Las prestaciones en especie (Art. 23 y 40 del DL 14/99) no tienen límite por lo que se prestarán hasta la cura clínica del siniestrado. Estas prestaciones son:

  • Asistencia médica y quirúrgica, incluyendo la asistencia psíquica;
  • Asistencia farmacéutica;
  • Hospitalización y tratamientos termales;
  • Gastos de hospedaje;
  • Transportes para acudir a observaciones, tratamientos o comparecencias a actos judiciales;
  • Prótesis;
  • Rehabilitación funcional

Las prestaciones pecuniarias (Art. 41 a 53 del DL nº 143/99) se aplican cuando por la gravedad de la lesión la capacidad del siniestrado para obtener rendimientos se haya visto afectada o su recuperación integral no sea posible.
Estas prestaciones asumen un carácter compensatorio, teniendo como base:

  • En lo que respecta al siniestrado, la reducción de su capacidad de obtener rendimientos o de trabajar, teniendo derecho a la retribución del 70% del salario bruto;
  • En lo que respecta a los familiares, en el caso de fallecimiento del siniestrado, la pérdida de rendimientos;

El trabajador fronterizo tiene derecho a las prestaciones en especie tanto en el país donde trabaja (Portugal) como en el país donde reside (España).

Asimismo, el trabajador fronterizo tiene derecho a las prestaciones pecuniarias pagadas por la aseguradora a la cual su entidad empleadora transfirió la responsabilidad en caso de contingencia, de acuerdo con la legislación portuguesa.

De acuerdo con la ley portuguesa, es obligatoria la existencia de un seguro de accidentes de trabajo, responsabilidad que recae sobre la entidad empleadora. En caso de que ésta no transfiera la responsabilidad a la aseguradora, será la responsable del pago de las prestaciones.

De acuerdo también con la legislación portuguesa, el trabajador siniestrado deberá informar del accidente de trabajo a su entidad empleadora, verbalmente o por escrito, en las 48 horas siguientes a su acaecimiento, a menos que empleador tuviese conocimiento del mismo en idéntico período.

A su vez, el empleador deberá transmitir a la aseguradora la verificación del accidente de trabajo en el plazo de 24 horas a contar desde que tenga conocimiento del mismo.

De acuerdo, nuevamente, con la legislación portuguesa, la protección en los accidentes de trabajo es asegurada por medio de la concesión de prestaciones pecuniarias (indemnizaciones, pensiones, prestaciones y subsidios) o en especie (de naturaleza médica, quirúrgica, farmacéutica, hospitalaria y cualquier otra, sea cual sea su forma, que sea necesaria y adecuada; reembolso de gastos de desplazamiento, alimentación y de alojamientos indispensables para la materialización de las prestaciones que sean necesarias y adecuadas para el restablecimiento del Estado de salud y de la capacidad de trabajo o de generar ingresos del trabajador y para su recuperación para la vida activa), teniendo en cuenta la adaptación en el trabajo y la reparación de los daños derivados de la eventualidad.

Según la legislación portuguesa, la aseguradora deberá designar un médico para que asista al trabajador, debiendo ser la asistencia clínica prestada en el lugar de residencia del trabajador.

En virtud de la legislación portuguesa, al comienzo del tratamiento el médico asistente deberá emitir un boletín de examen en el que describa las enfermedades o lesiones resultantes del accidente. Asimismo, al final del tratamiento el médico deberá emitir un boletín de alta clínica, en el que indique la causa de cese del tratamiento y el grado de incapacacidad permanente o temporal que corresponda al trabajador accidentado. Ambos documentos deberán ser remitidos por el médico a la aseguradora responsable en el plazo de los 30 días siguientes al inicio y a la finalización del tratamiento.

Cabe precisar que el concepto de accidente de trabajo en la legislación portuguesa se encuentra previsto en el art.8º de la Ley 98/2009, de 4 de Septiembre.

Aunque el accidente de trabajo ocurra en España, en el trayecto de ida al local de trabajo o de regreso de éste (accidente “in itinere”), se aplica la legislación portuguesa, siendo igualmente responsable la entidad aseguradora. En este caso, el trabajador deberá informar también a su entidad empleadora y ésta, a su vez, deberá informar a la entidad aseguradora responsable de la ocurrencia del accidente en los plazos antes referidos.

Asistencia médica

Si el accidente implica hospitalización e internamiento, ¿Dónde tendrían lugar los mismos?

Normativa aplicable: art.s 36 y 17 del Reglamento CE nº 883/2004 y art.s 33, 34 y 24 a 27 del Reglamento de Aplicación CE nº 988/2009.

El trabajador se beneficiaría de las prestaciones en especie tanto en el Estado miembro donde trabaja (Portugal) como en el Estado miembro donde reside (España), por lo que la hospitalización podría tener lugar tanto en España como en Portugal.

Asimismo, durante su estancia en Portugal, el trabajador tendría también derecho a las prestaciones en especie a pagar por la aseguradora, de acuerdo con la legislación portuguesa aplicable, como si residiese en Portugal.

En cualquier caso, las prestaciones en especie deben ser obligatoriamente prestadas en el lugar de residencia del trabajador y, en caso de que no fuese posible, la aseguradora deberá facilitar los medios económicos necesarios para evitar cualquier coste al trabajador.

Prestaciones pecuniarias

El trabajador tendría derecho a las prestaciones pecuniarias previstas en la legislación portuguesa.

Las prestaciones serían pagadas por la aseguradora o, en caso de que la entidad empleadora no le hubiese transferido la responsabilidad, por la propia entidad empleadora.

La indemnización por incapacidad temporal para el trabajo está destinada a compensar al siniestrado durante un período de tiempo limitado, por la pérdida o reducción de la capacidad de trabajo o de generar ingresos resultante del accidente de trabajo, y es debida en tanto en cuanto el siniestrado esté en régimen de tratamiento ambulatorio o de rehabilitación proporcional. Comienza a devengarse al día siguiente al accidente.

Por su parte, la indemnización en capital y la pensión por incapacidad permanente, así como el subsidio por elevada incapacidad permanente, son prestaciones destinadas a compensar al siniestrado por la pérdida o reducción permanente de su capacidad de trabajo o de generar ingresos resultante del accidente de trabajo.

La indemnización por incapacidad temporal y la pensión por muerte y por incapacidad permanente, absoluta o parcial, son calculadas con base en la retribución anual bruta normalmente debida al siniestrado, a la fecha del accidente.

El pago de las prestaciones en dinero sería efectuado en el lugar de la residencia del siniestrado o de los familiares si otro no fuese acordado.

Enfermidade Profesional

Resido en Galicia y mi trabajo, por cuenta ajena, está en Portugal. Me desplazo diariamente desde Galicia a Portugal para trabajar.

  • Si no puedo trabajar debido a una enfermedad laboral, ¿Cómo se tramita mi baja laboral? Obligaciones de las Aseguradoras.

Normativa aplicable: art. 36 y ss. del Reglamento CE nº 883/2004 y el art. 33 y ss. del Reglamento de aplicación CE nº 987/2009.

El trabajador puede solicitar el reconocimiento de la enfermedad profesional, acompañado la solicitud de información médica, bien a los servicios oficiales de salud, bien al médico del servicio de asistencia médica en el trabajo de la entidad empleadora

Por acuerdo entre la entidad competente portuguesa (CNPRP) y los servicios de la Seguridad Social española, la prestación podrá ser pagada por esta última, a cargo de aquélla y de acuerdo con la legislación portuguesa (Modelo TA.204 de los servicios de la Seguridad Social española).

El trabajador deberá solicitar en el centro de la Seguridad Social del distrito en el que se encuentre inscrito en Portugal la emisión del documento S1.

Por ser trabajador por cuenta ajena en Portugal, el trabajador fronterizo tiene derecho a las prestaciones en especie y pecuniarias previstas en la legislación portuguesa.

De acuerdo con dicha legislación, la evaluación, graduación y reparación de enfermades profesionales es responsabilidad del servicio con competencia en el área de la protección contra los riesgos profesionales (Centro Nacional de Protecção Contra os Riscos Profissionais – CNPRP).

¿Cuándo un trabajador es reconocido como enfermo profesional?

Cuando le es certificada una enfermedad profesional por el CNPRP con base en el dictamen de los peritos médicos competentes.

El trabajador puede solicitar el reconocimiento de la enfermedad profesional, acompañando la solicitud de información médica, bien a los servicios oficiales de salud, bien al médico del servicio de asistencia médica en el trabajo de la entidad empleadora (Modelo GDP15-DGSS).

Si la enfermedad profesional fuese diagnosticada por primera vez en España, deberá comunicarse al organismo competente portugués (CNPRP), al que también deben remitirse los atestados médicos emitidos en España.

Las prestaciones pecuniarias, con excepción de la indemnización por incapacidad temporal, y las prestaciones en especie serán demandadas por el trabajador interesado por medio de una solicitud dirigida al servicio portugués con competencia en el área de la protección contra los riesgos profesionales (CNPRP).

Por acuerdo entre la entidad competente portuguesa (CNPRP) y los servicios de laSeguridad Social española, la prestación podrá ser pagada por esta última, aunque a cargo de aquélla y de acuerdo con la legislación portuguesa (Modelo TA.204 de los servicios de Seguridad Social española).

El trabajador a quien le sea reconocida una enfermedad profesional tendrá derecho a prestaciones en especie y pecuniarias.

Prestaciones en Especie:

De acuerdo con la legislación portuguesa, las prestaciones en especie son las consistentes en: asistencia médica y quirúrgica, exámenes y elementos complementarios de diagnóstico, tratamientos y visitas domiciliarias, medicamentos y productos farmacéuticos, cuidados de enfermedad, hospitalización y tratamientos termales, prótesis y ortótesis, incluyendo su renovación y reparación, rehabilitación y reintegración profesional y social, incluyendo la adaptación al puesto de trabajo, apoyo psicoterapéutico, siempre que necesario, a la familia del enfermo profesional, gastos de desplazamiento, alimentación y alojamiento para diagnóstico o tratamiento de la enfermedad profesional (por ejemplo, para ir a una consulta, a un tratamiento o a una junta médica) o comparecencia a actos judiciales.

Las prestaciones en especie son aseguradas, como regla general, por medio del reembolso de la totalidad de los gastos en concepto de cuidado de la salud. La solicitud deberá ser formulada al CNPRP en el plazo de 1 año a contar desde la fecha en que se haya incurrido en el gasto, debiendo el trabajador presentarla junto con la solicitud de declaración médica justificativa del tratamiento.

El trabajador podrá recibir el reembolso de las prestaciones en especie recibidas en España y presentar documento médico justificativo emitido por un médico español.

El reembolso dependerá del dictamen favorable de los peritos médicos del CNPRP.

Prestaciones Pecuniarias:

El trabajador tendrá derecho a las prestaciones pecuniarias previstas en la legislación portuguesa (indemnizaciones, pensiones, prestaciones y subsidios), que le serán pagadas por los servicios de la Seguridad Social portuguesa, a través del CNPRP.

De acuerdo con la legislación portuguesa, la evaluación, graduación y reparación de enfermedades profesionales es responsabilidad del servicio con la competencia en el área de la protección contra los riesgos profesionales. (Centro Nacional de Protecção Contra os Riscos Profissionais).

Las prestaciones pecuniarias son determinadas mediante la aplicación de un determinado porcentaje a la retribución de referencia que, en el caso de la curación de las enfermedades profesionales, se corresponde con la retribución anual bruta debida al beneficiario en los 12 meses anteriores al cese de la exposición al riesgo o a la fecha de la expedición de la certificación de la enfermedad que determina la incapacidad.

Maternidade

Resido en Galicia y mi trabajo, por cuenta ajena, está en Portugal. Me desplazo diariamente desde Galicia a Portugal para trabajar.

  • ¿Cómo tramito mi baja y mi prestación por maternidad?

Normativa aplicable: art. 17, 18 y 21 del Reglamento CE nº 883/2004 y art. 24 Reglamento CE nº 987/2009.

La concesión de los subsidios exige la tramitación de una solicitud, que puede ser presentada directamente ante los servicios de la Seguridad Social portuguesa, en formulario y modelo propio (MOD. RP5049-DGSS) u online, en la página web de la Seguridad Social portuguesa.

La solicitud debe ser presentada en el plazo de 6 meses a contar desde la fecha de acaecimiento del hecho determinante de la protección.

Normalmente, será el organismo competente portugués -servicios de la Seguridad Social portuguesa- el que proceda al pago de las prestaciones pecuniarias en el ámbito de la protección social en la maternidad, aunque por acuerdo con los servicios de la Seguridad Social española, la prestación podrá ser pagada por esta última (por ser la correspondiente al lugar de la residencia de la interesada), aunque por cuenta de los servicios de la Seguridad Social portugueses.

La trabajadora deberá solicitar en el centro de la Seguridad Social en que se encuentre inscrita en Portugal la emisión del documento portátil S1.

A la trabajadora que desempeñe su actividad por cuenta ajena en Portugal le es aplicable la legislación de la Seguridad Social portuguesa.

De acuerdo con dicha legislación, la trabajadora embarazada tiene derecho a la dispensa del trabajo para las consultas pre-natales, sin pérdida de retribución, que son computadas como prestación efectiva del trabajo, pudiendo igualmente tener derecho al subsidio por riesgo clínico durante el embarazo.

La concesión de los subsidios exige la tramitación de una solicitud, que puede ser presentada directamente ante los servicios de la Seguridad Social portuguesa, en formulario y modelo propio (MOD. RP5049-DGSS) u online, en la página web de la Seguridad Social portuguesa.

Si se pide el subsidio antes del parto, debe unirse a la solicitud la declaración médica de la fecha prevista para el parto (puede ser una declaración del médico).

Si se pide el subsidio después del parto, debe unirse a la solicitud una fotocopia del documento de identificación civil del niño o de la declaración del médico del correspondiente establecimiento o servicio de salud acreditando la fecha del parto.

La solictud debe ser presentada en el plazo de 6 meses a contar desde la fecha de acaecimiento del hecho determinante de la protección.

La solicitud de concesión del subsidio parental y parental inicial exclusivo de la madre debe acompañarse de la declaración del médico del correspondiente establecimiento o servicio de salud acreditando la fecha del parto o del documento de identificación civil del descendiente (MOD. RP5049-DGSS).

Normalmente, será el organismo competente portugués – servicios de la Seguridad Social portuguesa- el que procederá al pago de las prestaciones pecuniarias en el ámbito de la protección social en la maternidad, si bien mediante acuerdo con los servicios de la Seguridad Social española, la prestación podrá ser pagada por esta última (por ser la correspondiente al lugar de la residencia de la interesada), aunque por cuenta de los servicios de Seguridad Social portugueses.

En este último caso, los servicios de la Seguridad Social portugueses informarán a la trabajadora e indicarán a la Seguridad Social española el montante de las prestaciones pecuniarias, las fechas en que éstas deben ser pagadas y el período máximo de su concesión, en los términos de la legislación portuguesa.

La Seguridad Social portuguesa tendrá en consideración, en la medida de lo posible, para el cumplimiento del plazo de garantía, las contribuciones efectuadas en España o en otro Estado miembro como si fueran efectuadas en Portugal.

MODALIDADES DE SUBSIDIO PARENTAL

Inicial – Concedido al padre y a la madre, por nacimiento del hijo. Sólo puede ser concedido al padre si la madre no lo solicita y ejerce la actividad profesional.

Se conceden hasta 120 o 150 días seguidos, de acuerdo con la opción del padre y de la madre. El período posterior al parto puede ser compartido por ambos, siendo obligatorio que la madre disfrute de las primeras 6 semanas (42 días).

A estos períodos se añaden 30 días por motivo de:

  • Nacimiento de gemelos (por cada niño nacido con vida);
  • Compartir la licencia, si el padre y la madre gozasen, en exclusivo, de un período de 30 días consecutivo o de dos períodos de 15 días consecutivos, después del disfrute obligatorio de las 6 semanas de la madre.

Los 30 días adicionales pueden ser gozados por el padre o por la madre, o repartirse entre ambos.

Inicial exclusivo de la madre – Concedido a la madre antes y después del parto. Sólo es concedido antes del parto, si la madre ejerce actividad profesional.

Se conceden hasta 72 días, de los cuales:

  • 30 días, como máximo, son facultativos y para disfrutar antes del parto, si la madre fuese trabajadora; y
  • 42 días (6 semanas) son obligatorios y a disfrutar después del parto.

Estos días están incluídos en el período correspondiente al subsidio parental inicial.

Inicial de un progenitor en caso de imposibilidad de otro – Concedido al padre o a la madre, por nacimiento del hijo, en caso de incapacidad física o psíquica o de muerte de uno de ellos, durante el período de subsidio parental inicial que le faltaba por disfrutar al otro progenitor (padre o madre).

El valor del subsidio corresponde a un porcentaje de la remuneración de referencia calculado conforme a la modalidad y el período del subsidio.

Paternidade

Resido en Galicia y mi trabajo, por cuenta ajena, está en Portugal. Me desplazo diariamente desde Galicia para Portugal para trabajar.

  • ¿Cómo tramito mi baja y mi subsidio por paternidad?

Normativa aplicable: art. 17, 18 y 21 del Reglamento CE nº 883/2004 y art. 24 del Reglamento CE nº 987/2009.

La concesión de los subsidios exige la tramitación de una solicitud, que puede ser presentada directamente en los servicios de la Seguridad Social portuguesa, en formulario y modelo propio (MOD. RP5049.DGSS) u online, en la página web de la Seguridad Social portuguesa.

La solicitud debe ser presentada en el plazo de 6 meses a contar desde la fecha de acaecimiento del hecho determinante de la protección.

Normalmente, será el organismo competente portugués –servicios de la Seguridad Social portuguesa – el encargado de proceder al pago de las prestaciones pecuniarias en el ámbito de la protección social en la paternidad, aunque por acuerdo con los servicios de la Seguridad Social española, la prestación podrá ser pagada por esta última (por ser la correspondiente al lugar de residencia del interesado), si bien por cuenta de los servicios de la Seguridad Social portugueses.

Al trabajador que desempeñe su actividad por cuenta ajena en Portugal le es aplicable la legislación de la Seguridad Social portuguesa.

La concesión de los subsidios exige la presentación de una solicitud, que puede ser presentada directamente ante los servicios de la Seguridad Social portuguesa, en formulario y modelo propio (MOD RP5049-DGSS) u online, a través de la página web de la Seguridad Social portuguesa.

La solicitud debe ser presentada en el plazo de 6 meses a contar desde la fecha de acaecimiento del hecho determinante de la protección.

La solicitud de concesión del subsidio parental y parental inicial exclusivo del padre deberá acompañarse de la declaración médica del correspondiente establecimiento o servicio de salud portugués o español acreditativo del parto o del documento de identificación civil del descendiente.

Normalmente, será la Seguridad Social portuguesa la que proceda al pago de las prestaciones pecuniarias en el ámbito de la protección social en la paternidad, si bien por acuerdo con la Seguridad Social española la prestación podrá ser pagada por esta última (por ser la correspondiente al lugar de residencia del interesado), aunque por cuenta de los servicios de la Seguridad Social portugueses. El trabajador podrá solicitarlo a través del MOD. TA.2004 de los servicios de la Seguridad Social española.

En este último caso, los servicios de la Seguridad Social portugueses informarán al trabajador e indicarán a los servicios de la Seguridad Social española el montate de las prestaciones pecuniarias, las fechas en que éstas deberán ser pagadas y el período máximo de su concesión en los términos de la legislación portuguesa.

La Seguridad Social portuguesa tomará en consideración, en la medida de lo posible, para el cumplimiento del plazo de garantía, las contribuciones efectuadas en España o en otro Estado miembro como si fuesen efectuadas en Portugal.

El valor de los subsidios se corresponde con un determinado porcentaje de la Remuneración de Referencia (RR) del trabajador beneficiario.

MODALIDADES DE SUBSIDIO PARENTAL

Inicial – Concedido al padre y a la madre, por nacimiento del hijo. Sólo puede ser atribuido al padre si la madre no lo solicita y ejerce la actividad profesional.

Son concedidos hasta 120 o 150 días seguidos, de acuerdo con la opción del padre y de la madre. El período posterior al parto puede ser compartido por ambos, siendo obligatorio que la madre disfrute las primeras 6 semanas (42 días).

Estos períodos incrementan 30 días por motivo de:

  • Nacimiento de gemelos (por cada niño nacido con vida);
  • Licencia compartida, si el padre o la madre disfrutan, en exclusiva, de un período de 30 días consecutivos o de dos períodos de 15 días consecutivos, después del disfrute obligatorio de las 6 semanas de la madre.

Los 30 días adicionales pueden ser disfrutados por el padre o por la madre, o respartidos por ambos.

Inicial exclusivo do padre – Concedido al padre, tras el nacimiento del hijo, durante:

  • 10 días hábiles obligatorios: los 5 días –seguidos- inmediatamente posteriores al nacimiento del hijo y otros 5 días -seguidos o no consecutivos- comprendidos en los 30 días siguientes al nacimiento del hijo.
  • 10 días facultativos, seguidos o no consecutivos, disfrutados después del período de 10 días obligatorios y durante el período en que es concedido el subsidio parental inicial de la madre.

Por nacimiento de gemelos, a cada uno de los períodos de 10 días antes señalados se añaden 2 días más, por cada niño nacido con vida, adicional al primero, a disfrutar inmediatamente después de cada uno de aquellos períodos.

En el caso de que el hijo nazca muerto, solamente se concede un subsidio equivalente a los 10 días obligatorios.

Inicial de un progenitor en caso de imposibilidad del otro – Concedido al padre o a la madre, por nacimiento del hijo, en caso de incapacidad física o psíquica, o de muerte de uno de ellos, durante el período del subsidio parental inicial que le faltaba por disfrutar al otro progenitor (padre o madre).

E España el trabajador deberá acudir al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) y solicitar la baja por paternidad.

Junto con la solicitud de la baja en España se deberá aportar la siguiente documentación:

  • El libro de familia o el correspondiente certificado de nacimiento del hijo.
  • El certificado de empresa.

Se podrá percibir el subsidio durante el período comprendido:

  • Desde la finalización del permiso retribuido por nacimiento del hijo.
  • Hasta que finalice el descanso por maternidad o inmediatamente después de éste, siempre que se disfrute del descanso correspondiente

Xubilación


Resido en Galicia y mi trabajo, por cuenta ajena, está en Portugal. Me desplazo diariamente desde Galicia a Portugal para trabajar.

  • ¿Cómo tramito mi prestación de jubilación?

Normativa aplicable: art. 6, 50 y 52 del Reglamento CE nº 883/2004 y art. 43 y ss del Reglamento CE nº 987/2009.

El interesado, al residir en España, deberá acudir al Instituto Nacional de la Seguridad Social más cercano a su domicilio y solicitar la prestación de jubilación internacional, indicando que ha cotizado en España y Portugal.

El interesado, al residir en España, podrá solicitar la prestación de jubilación en España acudiendo al Instituto Nacional de la Seguridad Social más cercano. En el momento de la solicitud deberá indicar que va a solicitar una prestación de jubilación comunitaria.

La prestación podrá solicitarse dentro de los 3 meses anteriores o posteriores a la fecha de cese en el trabajo en Portugal. A estos efectos, y para proceder con la solicitud, deberá aportarse la siguiente documentación:

  • Modelo de solicitud de prestación de jubilación internacional.
  • Documento Nacional de Identidad.
  • Justificante del pago de cotizaciones de los últimos 3 meses.

En el formulario se deberá hacer constar que el trabajador ha cotizado en Portugal y los períodos cotizados en dicho país.

Una vez solicitado, el INSS gestionará la posible pensión de jubilación. De esta forma, el organismo español trasladará la solicitud al organismo competente en Portugal para que proceda a calcular la pensión y, en su caso, proceda al pago de la pensión correspondiente.

Resido y trabajo por cuenta ajena en Galicia. Durante algunos años he trabajado, por cuenta ajena, en Portugal.

  • ¿Cómo tramito mi prestación de jubilación? ¿Cómo se calcula? ¿Quién es la entidad pagadora?

Normativa aplicable: Art. 6, 50 y 52 del Reglamento CE nº 883/2004 y art. 43 y ss del Reglamento CE nº 987/2009.

El interesado al residir en España deberá acudir al Instituto Nacional de la Seguridad Social más cercano a su domicilio y solicitar la prestación de jubilación internacional.

En el momento de la solicitud, deberá indicar que va a solicitar una prestación de jubilación comunitaria por haber Estado cotizando en España y Portugal.

La prestación se calcula en función de los años cotizados en cada uno de los países, España y Portugal.

Si el interesado tiene derecho a una pensión en España y en Portugal, cada país abonará su pensión aunque el interesado resida en el otro país. Es decir, España abonará la pensión española y Portugal abonará la pensión portuguesa, aun cuando el trabajador resida en España.

El interesado, al residir en España, deberá acudir al Instituto Nacional de la Seguridad Social español más cercano a su domicilio e indicar que va a solicitar una prestación de jubilación comunitaria.

La solicitud de la pensión podrá realizarse dentro de los 3 meses anteriores o posteriores a la fecha de cese en el trabajo. A estos efectos, y para proceder con la solicitud, deberá aportarse la siguiente documentación:

  • Modelo de solicitud de prestación de jubilación internacional.
  • Documento Nacional de Identidad.
  • Justificante de pago de cotizaciones de los últimos 3 meses.

En el formulario se deberán indicar los períodos cotizados por el solicitante tanto en España como en Portugal.

Una vez presentada la solicitud, el INSS gestionará tanto la pensión española como la posible obtención de una pensión en Portugal.

El importe de la pensión se calculará en función de las cotizaciones realizadas en cada uno de los países, España y Portugal.

El cálculo de la pensión se determinará de acuerdo con las siguientes reglas:

  • Primero: cada Estado (España y Portugal) determinará el derecho a la pensión y calculará la prestación de jubilación, teniendo en cuenta únicamente los períodos de seguro acreditados en ese Estado (España o Portugal). El resultado será la pensión nacional.
  • Segundo: cada Estado (España y Portugal) determinará el derecho a la prestación de jubilación calculando la cuantía que le correspondería abonar según su propia legislación pero teniendo en cuenta los períodos cotizados en el otro Estado como si se hubieran realizado en su propio territorio. El resultado será la pensión teórica.
  • Tercero: sobre la base de la pensión teórica resultante, cada Estado determinará el importe efectivo de la pensión en función del tiempo cotizado por el trabajador en ese Estado (España y Portugal). El resultado será la pensión prorrata.

Finalmente, cada Estado abonará la pensión más favorable para el trabajador, es decir, la más favorable entre la pensión nacional (si la hubiera) y la pensión prorrata, con independencia de la pensión que determine el otro Estado.

Si el interesado tiene derecho a una pensión en España y en Portugal, cada país abonará su pensión aunque el interesado resida en el otro país. Es decir, España abonará la pensión española y Portugal abonará la pensión portuguesa, aun cuando el trabajador resida en España.

Prestacións Familiares

Resido en Galicia. Trabajo, por cuenta ajena, en Portugal.

  • ¿Tengo derecho a prestaciones familiares?
  • ¿Cómo he de tramitar su solicitud?

Normativa aplicable: art. 67 y siguientes del Reglamento CE nº 883/2004 y art.60 y siguientes del Reglamento CE nº 987/2009.

El trabajador tiene derecho a las prestaciones familiares en los términos de la legislación portuguesa, incluyendo a sus familiares que residan en España, como si éstos residiesen en Portugal.

La solicitud debe ser presentada ante la Seguridad Social portuguesa.

El trabajador por cuenta ajena en Portugal está sujeto a la legislación de Seguridad Social portuguesa.

De acuerdo con el art. 67 del Reglamento CE nº 883/2004, el trabajador tiene derecho a las prestaciones familiares en los términos de la legislación portuguesa, incluyendo a sus familiares que residan en España, como si éstos residiesen en Portugal.

La solicitud debe ser presentada ante la Seguridad Social portuguesa, tomando en consideración a la familia entera, como si todos los miembros de la misma residiesen en Portugal y estuviesen sujetos a la ley de la Seguridad Social portuguesa (art. 60 del Reglamento CE nº 987/2009).

Las prestaciones deben ser solicitadas en el impreso del modelo propio establecido para ello (MOD. R.P 5045-DGSS), acompañándolo de los documentos de prueba en él indicados.

El plazo de entrega es de 6 meses contados a partir del mes siguiente a aquél en que hubiese ocurrido el hecho determinante de su concesión.

En caso de que la solicitud se presente fuera del plazo indicado, las prestaciones familiares serán pagadas a partir del mes siguiente a aquél en que sea presentada.

Desprazamento

Resido y trabajo por cuenta ajena en Galicia. Mi empresa me desplaza temporalmente a Portugal.

  • ¿Qué legislación de Seguridad Social me es aplicable?
  • ¿Hay algún trámite que haya de realizar antes de desplazarme?

Normativa aplicable: art. 12 del Reglamento CE nº 883/2004 y art. 15 del Reglamento CE nº 987/2009.

La legislación aplicable para los desplazamientos inferiores a 24 meses prorrogables hasta 5 años será la legislación española.

La Empresa deberá tramitar el formulario A1 de mantenimiento de la legislación de Seguridad Social española mediante la presentación del modelo TA203 en la Tesorería General de la Seguridad Social correspondiente.

El principio general es que el trabajador deberá estar sometido a la legislación del Estado miembro donde preste sus servicios.

Ahora bien, el artículo 12 del Reglamento CE nº 883/2004 establece una excepción que permite que los trabajadores que desarrollen una actividad asalariada por cuenta de un empleador que ejerza normalmente sus actividades en España y que este empleador envié a realizar un trabajo por cuenta ajena a Portugal podrán seguir estando sujetos a la legislación española de Seguridad Social, siempre y cuando la duración de dicho trabajo no exceda de 24 meses y dicha persona no sea enviada en sustitución de otra. El período de 24 meses podrá ser prorrogado hasta un máximo de 5 años.

Para poder mantener la Seguridad Social española durante el desplazamiento a Portugal, el empleador deberá solicitar el formulario A1 de mantenimiento de la Seguridad Social española. El formulario A1 se solicita mediante la presentación del modelo de solicitud TA203 (solicitud de mantenimiento de la legislación española de Seguridad Social, desplazamientos hasta 24 meses).

Una vez emitido el modelo A.1 deberá hacérsele entrega del mismo al trabajador, quién deberá desplazarse a Portugal con el original modelo A1 previamente obtenido.

Resido en Galicia. Una empresa me contrata en Galicia para desplazarme temporalmente a Portugal.

  • ¿Qué legislación de Seguridad Social me es aplicable?
  • ¿Qué requisitos hay que cumplir?


Normativa aplicable: artigos 12.1 y 12.2 do Regulamento 883/04 e artigo 14 do Regulamento 987/09.

Cando unha empresa española contrate a traballadores para ser desprazados a outro Estado membro, unicamente poderá manter a lexislación de Seguridade Social española para o traballador e polo tanto a correspondente emisión do formulario A1 se se cumplen os seguintes requisitos:

  1. O traballador que vai ser desprazado debe estar afiliado e ter antecedentes de cotización de polo menos 1 mes anterior ao desprazamento, en calquera rexime da Seguridade Social Española.
  2. A empresa espanõla que despraza o seu traballador ten que exercer efectivamente actividade en España.

Desemprego

Desemprego

Resido en Galicia y trabajo por cuenta ajena en Portugal. Quedo en situación de desempleo involuntario total.

  • ¿Dónde debo solicitar mi prestación de desempleo?
  • ¿Qué legislación me es aplicable?
  • ¿Qué trámites tengo que realizar?
  • ¿Qué documentación he de aportar?

Normativa aplicable: art. 61 y ss del Reglamento CE nº 883/2004 y art. 54 del Reglamento CE nº 987/2009.

La solicitud se presenta en el España, país de residencia.

La legislación aplicable será la legislación española.

El trabajador deberá acudir al Servicio Público de Empleo Estatal y presentar la siguiente documentación: i) Solcitud en modelo oficial, ii) DNI o NIE, iii) DNI o NIE de los hijos a cargo que figuren en la solicitud, iv) Libro de Familia, v) Declaración de la Empresa en modelo oficial; vi) Certificado donde consten los períodos de seguro y empleo cubiertos y vi) Forumalrio U1 emitido por Serviço de Segurança Social de Portugal.

Una persona que está en situación de desempleo total y que, durante su última actividad como trabajador por cuenta ajena, hubiere residido en un Estado miembro (España) distinto del Estado competente (Portugal) y que continúe residiendo o, regresen a él, se pondrán a disposición de los servicios de empleo del Estado de residencia (España) (art. 65.2 del Reglamento CE nº 883/2004).

El trabajador deberá inscribirse como demandante de empleo en los servicios de empleo de España, de conformidad con la legislación española. El trabajador deberá acudir al Servicio Público de Empleo Estatal más cercano a su domicilio y solicitar la inclusión como demandante de empleo.

El trabajador será beneficiario de las prestaciones de desempleo que pudieran corresponderle de acuerdo con la legislación española de seguridad social como si hubiera Estado cotizando en España durante la última prestación de servicios por cuenta ajena, siendo el Servicio Público de Empleo Estatal español quién se hará cargo del pago de las posibles prestaciones de desempleo.

Los períodos cotizados en Portugal se tendrán en cuenta para la totalización de períodos exigidos por la legislación española como si se hubieran cotizado en España.

La prestación de desempleo deberá solicitarla el propio trabajador ante el Servicio Público de Empleo Estatal más cercano a su domicilio mediante la presentación de la siguiente documentación:

  • Solicitud de la prestación en modelo normalizado, que facilita la oficina del Servicio Público de Empleo. El impreso de solicitud incorpora: la declaración de los hijos a cargo y sus rentas, los datos de domiciliación bancaria, el compromiso de actividad y la autorización de petición de información a la AEAT (Agencia Tributaria).
  • Identificación del solicitante y de los hijos que convien o están a su cargo y que figuren en la solicitud.
  • Documento Nacional de Identidad (DNI)/ Tarjeta de identidad de extranjero (NIE).
  • Libro de Familia o documento equivalente en el caso de extranjeros.
  • Declaración de la empresa (en modelo aprobado por el Ministerio de Trabajo de Portugal) donde se acredite la situación de desempleo y la fecha de la última remuneración.
  • Certificado donde consten los períodos de seguro y empleo cubiertos.
  • Formulario U.1 (Declaración de períodos de seguro que deben contabilizarse al calcular la prestación por desempleo).El formulario U.1 debe solicitarse en el Serviço de Segurança Social de Portugal donde está inscrito el trabajador y ser entregado en el Servicio Público de Empleo Estatal de España donde se solicita la prestación por desempleo.

Resido en Galicia y trabajo por cuenta ajena en Portugal. Me encuentro en situación de desempleo involuntario parcial.

  • ¿Dónde debo solicitar mi prestación de desempleo?
  • ¿Qué legislación me es aplicable?
  • ¿Qué trámites tengo que realizar?
  • ¿Qué documentación he de aportar?

Normativa aplicable: art. 65 del Reglamento CE nº 883/2004 y art. 54 del Reglamento CE nº 987/2009.

La solicitud de prestación de desempleo se debe tramitar en Portugal.

La legislación aplicable será la legislación portuguesa.

El trabajdor se deberá incribir como candidato al empleo en los servicios de empleo en Portugal, cumpliendo las reglas y la legislación portuguesas.

Los servicios de la Seguridad Social portugueses tomarán en consideración el salario recibido por el trabajador en España; para ello se debe presentar el modelo U1, previamente cumplimentado por el Servicio Público de Empleo Estatal de España.

Según lo dispuesto en el artículo 65.2 del Reglamento CE nº 883/2004, las personas en situación de desempleo parcial que durante su último período de actividad por cuenta ajena o propia hayan residido en un Estado miembro (España) distinto del Estado miembro competente (Portugal) deberán ponerse a disposición de su empresario o de los servicios de empleo del Estado miembro competente (Portugal).

Por ello, el trabajador deberá deberá ponerse a disposición de su empresario portugués o de los servicios de empleo en Portugal.

Asimismo, el trabajador deberá recibir las prestaciones de conformidad con la legislación portuguesa como si residiera allí, siendo las prestaciones proporcionados por los servicios de Seguridad Social portuguesa.

Obrigacións Fiscais

Obrigacións Fiscais

Vivo en Galicia. Trabajo, por cuenta ajena, en Portugal. Me desplazo diariamente a Portugal para trabajar.

  • ¿Qué legislación en materia de impuestos me es aplicable?
  • ¿Qué trámites tengo que realizar?

De acuerdo con lo previsto en el artículo 15.4 del Convenio para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal en materia de impuestos sobre la renta suscrito entre el Reino de España y la República de Portugal (en adelante, CDI), en la medida en que tiene su vivienda habitual en territorio español, los rendimientos percibidos por este trabajador sólo podrán someterse a imposición en España y, por tanto, estarán sujetos a la normativa fiscal española.

En cuanto a los trámites, para evitar que sus rendimientos del trabajo sean sometidos a tributación en Portugal, el trabajador transfronterizo deberá facilitar a la entidad portuguesa pagadora de tales rentas un certificado de residencia fiscal en España, emitido expresamente en el sentido del CDI, por la Agencia Tributaria española.

El certificado expedido por la Administración tendrá una vigencia de un año, a contar desde la fecha de su expedición.

Vivo en Galicia. Trabajo, por cuenta propia, en Portugal. Me desplazo diariamente a Portugal para trabajar:

  • ¿Qué legislación en materia de impuestos me es aplicable?
  • ¿Qué trámites tengo que realizar?

En la medida en que pueda entenderse que se trata de un residente en España que tiene una base fija de negocios en territorio portugués, podría resultar de aplicación tanto la normativa fiscal española como la normativa fiscal portuguesa, pues las rentas podrían quedar sujetas a tributación tanto en España como en Portugal:

  • En España porque, al ser residente fiscal en territorio español, el trabajador tributará por su renta mundial, incluyendo entre los rendimientos de su actividad profesional los obtenidos en Portugal.
  • En Portugal porque, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 14.1 del CDI hispano-portugués, los rendimientos derivados del trabajo independiente realizado en una base fija de negocios situada en territorio portugués han de tributar en Portugal. Ello podría implicar que el trabajador tuviese que presentar algún tipo de declaración tributaria ante la Administración portuguesa.

En todo caso, el trabajador deberá incluir los rendimientos obtenidos en Portugal en su declaración de la renta española, pero en caso de haber soportado retención o imposición (como no residente) en Portugal, tendrá derecho a aplicar una deducción para evitar la doble imposición (artículo 23 del CDI). Esto le permitirá deducir de su cuota íntegra la menor de las dos cantidades siguientes:

  • El impuesto efectivamente satisfecho en Portugal.
  • El resultado de aplicar el tipo de gravamen previsto en la Ley del IRPF sobre la parte de la base liquidable que hubiese obtenido en Portugal.

Por lo que se refiere a los trámites, a los efectos de poder acreditar el derecho a aplicar la deducción por doble imposición mencionada en el apartado anterior, así como el importe del impuesto efectivamente soportado en el extranjero, el trabajador deberá tener a disposición de la Administración española, por si ésta llegase a solicitárselo, bien el certificado de retenciones expedido por la entidad pagadora de las rentas obtenidas en Portugal, bien copia de la declaración del impuesto que, en su caso, hubiese tenido que presentar en dicho país.

Vivo en Galicia. Trabajo, por cuenta ajena, en una empresa localizada en Portugal. Normalmente, permanezco en Portugal de lunes a viernes para trabajar, residiendo en una habitación alquilada. Mi familia (esposa e hijos) residen en Galicia en el domicilio familiar en el que yo

    permanezco de viernes a domingo.
  • ¿Qué legislación en materia de impuestos me es aplicable?
  • ¿Qué trámites tengo que realizar?

En la medida en que no se desplaza diariamente a Portugal, este trabajador no cumple con uno de los requisitos que exige el artículo 15.4 del CDI hispano-portugués para ser considerado como “trabajador transfronterizo”.

En consecuencia, le resultará de aplicación lo previsto en los artículos 15.1 y 15.2 del Convenio, de acuerdo con los que, aun cuando se entienda que el trabajador tiene su residencia fiscal en territorio español (por ejemplo, por radicar en él su centro de intereses vitales) y que, por tanto, el mismo debe tributar en España por su renta mundial, los rendimientos obtenidos por su trabajo desempeñado en territorio portugués y satisfechos por una sociedad portuguesa podrán ser sometidos a tributación en Portugal, conforme a lo dispuesto en la normativa fiscal (para no residentes) de este último país.

En todo caso, el trabajador deberá incluir los rendimientos obtenidos en Portugal en su declaración de la renta española, pudiendo tener derecho a aplicar una deducción para evitar la doble imposición (artículo 23 del CDI) que le permitiría deducir la menor de las dos cantidades siguientes:

  • El impuesto efectivamente satisfecho en Portugal.
  • El resultado de aplicar el tipo de gravamen previsto en la Ley del IRPF sobre la parte de la base liquidable que hubiese obtenido en Portugal.

Por lo que se refiere a los trámites, a los efectos de poder acreditar el derecho a aplicar la deducción por doble imposición mencionada en el apartado anterior, así como el importe del impuesto efectivamente soportado en el extranjero, el trabajador deberá tener a disposición de la Administración española, por si ésta llegase a solicitárselo, bien el certificado de retenciones expedido por la entidad pagadora de las rentas obtenidas en Portugal, bien copia de la declaración del impuesto que, en su caso, hubiese tenido que presentar en dicho país.

Sin perjuicio de todo lo anterior, conviene precisar que en un supuesto como el planteado (en el que un trabajador pasa determinados períodos del año tanto en España como en Portugal, tiene una vivienda a su disposición permanentemente en ambos Estados y tiene divididos sus intereses personales y económicos entre los dos países) la determinación de la residencia fiscal (en España o en Portugal) va a depender en buena medida de las circunstancias particulares de cada caso concreto.